Featured

"98 Octanos"

El caserón se encuentra en la ladera de un valle al que se llega por una carretera sin asfaltar. Es una construcción de dos plantas, con muros de piedra, ventanas con visillos,tejado de dos aguas, y un gallo metálico apuntando con su pico la dirección del viento. En la ventana de la primera planta puede verse la figura de Jonás Arranz sentado frente a un MacBook de color blanco marfil. Con los ojos fijos en la pantalla, no se advierten signos de cansancio en su rostro aunque los restos de la noche se amontonan en la mesa de trabajo: un cenicero lleno de colillas, una taza vacía de café decorada con la portada del Sargent Peppers, un mechero de color negro, y una bolsa de tabaco Drum....

Cuando levanta los ojos de la pantalla, el sol ya despunta por detrás de las montañas. Satisfecho, apaga el ordenador, camina hacia la ventana, y se entrega a su fantasía favorita mientras el valle se inunda con las primeras luces del día.

—La geometría del círculo está basaba de un hecho real —afirma en su imaginación una atractiva periodista vestida con un elegante traje chaqueta negro.

—Así es —responde Jonás apoyando la frente contra el cristal de la ventana.— Su argumento es muy sencillo. Trata sobre cómo conseguí saltar la banca del Casino de Barcelona.