Featured

"Insert Coin"

Jonás llevaba una vida tranquila hasta hace solo unas horas. Después de una etapa algo convulsa había aprendido por fin algunas cosas importantes. Había aprendido, por ejemplo, que un título universitario tiene tanto valor hoy como una colección de tapones de corcho; sobre todo, si ese título certifica que el poseedor puede entender el imperativo categórico de Kant, o cualquier otro misterioso arcano filosófico, sin sufrir ninguna lesión mental. De su antigua novia había aprendido que su incorregible tendencia a vivir dentro de su cabeza —por no mencionar su cobardía y su costumbre de culpar a los demás de sus problemas— eran algunos aspectos de su personalidad bastante mejorables. Así se lo dijo la última vez que se vieron. Con todo su cariño. Luego, aprovechó el momento de sinceridad entre ambos para decirle que esperaba un hijo y el padre era Iván Wasarsky, un artista de Duero, la pequeña y aburrida ciudad de provincias de la que Jonás escapó en cuanto se le presentó la primera oportunidad.

Por si nada de todo esto fuera suficiente, Jonás también había aprendido que el dinero no lo es todo. Puede parecer un tópico, pero lo sabe con conocimiento de causa porque tiene un montón. Lo ganó en el casino, siguiendo el método de un grupo de jugadores profesionales, y la cosa le salió tan bien que escribió una novela explicándolo. Se titula "La geometría del círculo" y pronto llegará a las librerías si su editor no le ha tomado el pelo y el contrato que firmó vale algo más que papel mojado. Mientras llega ese momento, para matar la espera, y porque no tiene otra cosa que hacer, pasa los días conduciendo un viejo Dodge del 73, durmiendo en hoteles de carretera y charlando con desconocidos en la barra de cualquier bar. Sí, había aprendido unas cuántas cosas y su vida pasaba finalmente por un período tranquilo y sin complicaciones. Entonces, ¿por qué demonios está a punto de cometer la mayor locura de su vida y lanzarlo todo por la borda?

Es 1 de julio y el Círculo Europa ofrece su gala anual a un selecto grupo de políticos, empresarios, banqueros y miembros de la familia real. Los invitados son recibidos por una multi- tud enfurecida que se agolpa en las puertas del edificio, dejando a su paso un reguero de flashes, preguntas sin respuestas y algún que otro insulto. Lleva varias horas en la entrada del edificio, poniendo a prueba las estrictas medidas de seguridad adoptadas por la policía, y no parece dispuesta a darse por satisfecha, aunque los invitados pasan de largo sin hacer declaraciones. La cena benéfica del Círculo Europa no es lugar para defenderse del último escándalo destapado por la prensa. La cena benéfica del Circulo Europa es el acontecimiento social más importante del año, pero la multitud que ruge con la llegada de cada nuevo invitado no piensa del mismo modo...